jueves, 30 marzo 2017, actualizado a las 00:00 h.
Portada de la edición impresa de hoy

Sociedad

 

Labor y cariño multidisciplinar en San Juan de Dios

technorati delicious google meneame digg
(Foto: Juan Carlos Alonso)

Diversidad funcional. El término adoptado por los usuarios para denominar la discapacidad, diversidad funcional, está en los libros pero todavía no se aplica a la realidad.

Etiquetas de la noticia

discapacidad ciudad san juan de dios
Diez Minutos en todas las islas, gratis los domingos con Canarias7

Estadísticas

Esta noticia ha sido vista 4057 veces.

Añadir a Mis artículos

Debe ser usuario registrado para añadir esta noticia a su selección.

Vote esta noticia

Ibón S. Rosales / Las Palmas de Gran Canaria

"Una vía hacia una sociedad más justa en la que no nos desentendamos del sufrimiento ajeno". Uno de los lemas del centro con sede en la capital grancanaria.
Publicidad

Cualquier padre, madre o tutor de una persona discapacitada recordará perfectamente el día en que visitó, buscando información y ayuda, las instalaciones de la Ciudad San Juan de Dios, en El Lasso, en Las Palmas de Gran Canaria. Un centro que nació para ayudar a los niños afectados por la polio y con problemas sociales en el año 1972 y que, cuarenta años después, se ha convertido en una referencia hospitalaria en cuidados a personas con diversidad funcional.

De 0 a 64 años, los proyectos de San Juan de Dios mitigan cada día el esfuerzo físico y mental de cientos de familias que conviven con personas de capacidades diferentes. Desde la escuela infantil de intervención temprana al centro de día,  la residencia para menores, personas adultas con discapacidad y personas adultas con problemas de salud mental, pasando por los servicios de rehabilitación ambulatoria, logopedia o el proyecto respiro familiar. Cada una de las alternativas y terapias conllevan un trabajo previo de reconocimiento y evaluación de la discapacidad por parte de un equipo de seis profesionales que se coordinan para hallar el mejor tratamiento individualizado posible.

«San Juan de Dios me aporta la tranquilidad de que mi niño está bien, sé que lo cuidan y que lo tiene todo aquí. Cuando me lo llevo el fin de semana a casa, a las dos horas ya se quiere volver al centro», relata el padre de Víctor Jonay Yánez, respecto a su hijo de 15 años, con parálisis cerebral.

«Hemos ido mejorando gracias a las familias, que nos enseñan día a día. Mi trabajo es llevar el procedimiento de acogida de la familia del usuario. Vienen después de haber ido a pediatras y médicos hasta que les detectan un trastorno, dificultad o desfase con respecto a otros niños», comienza a explicar la orientadora Raquel Morales. «Se hacen los estudios y la búsqueda del diagnóstico y ese momento es fundamental porque ya hay que empezar a trabajar». Morales ha tenido que escuchar y responder las preguntas más duras derivadas del proceso de aceptación de la discapacidad: «¿Por qué a mí?, ¿se va a curar?, ¿podrá caminar algún día?». La psicopedagoga explicó que los padres se cierran al intentar «ver una enfermedad donde hay una discapacidad, buscan un médico que lo cure cuando en realidad es un trabajo diario, un esfuerzo constante para llegar a entender y tratar el nivel del niño. Buscan la normalidad».  

El Colegio de Educación Especial integrado en la orden trabaja dividiendo sus aulas en tres áreas. Por un lado, el concepto basal acoge a los niños de entre 3 y 21 años con mayores dificultades. «Son niños con pluridiscapacidad, dificultad sensorial o problemas de comunicación», expuso la jefa de estudios, Alejandra Paetow, responsable de los 135 usuarios menores. Otro grupo con el que se trabaja son las personas autistas, diagnosticadas como un trastorno grave de conducta. «Con los TGC trabajamos con las aulas Teach, adaptadas a la comunicación. Son aulas que están preparadas con pictogramas y donde se da mucha importancia a las rutinas», detalló Paetow. El tercer grupo integra a los menores con mejores capacidades y en él se trabaja el área curricular de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

El servicio de rehabilitación de San Juan de Dios atiende actualmente a sus propios usuarios pero  durante varios años acogió a 300 personas externas al día en concierto con el Servicio Canario de Salud. El año pasado no pudieron prestar el servicio por un error de procedimiento pero esperan recuperarlo próximamente. Cuentan con la rehabilitación a base de fisioterapia, hidroterapia, electroterapia, crioterapia y terapia ocupacional. Paralelo a sus diferentes proyectos, la Orden San Juan de Dios tiene desde hace tres años el proyecto Desarrollo Solidario, que aglutina las labores de cooperación internacional, voluntariado y obra social. «Detectar las necesidades sociales en nuestro campo, programar las respuestas a estas necesidades, conseguir los recursos y darle respuesta aplicando esos recursos, todo ello con el fin de ayudar a transformar el mundo», explicó el director adjunto, José Gregorio Rodríguez.

Joaquina Orozco es la empleada más antigua de la Orden San Juan de Dios, entró con 16 años el 15 de mayo de 1973. Tras estudiar diferentes disciplinas y cursos que financió el propio centro, se convirtió en cuidadora. Es lo que la hace feliz: «Lo que hago es acompañarlos. Nosotras somos sus pies, sus manos y su todo. Tengo un niño autista que le tengo especial cariño porque he conseguido que me abrace y me bese, antes no le gustaba que le tocaran. Ahora come y va al baño solo. Ha evolucionado mucho y la gente me felicita. Te tiene que gustar y te tienes que ir a casa feliz por haberlo hecho bien».

Amplíe la información en la edición impresa.
Puede adquirir el ejemplar en PDF a través de nuestra tienda web.

Publicidad

Comentarios de los lectores

Los usuarios registrados pueden valorar los comentarios y no necesitan escribir su nombre y correo al incluir un comentario nuevo. Regístrese o entre con su nombre de usuario y clave.

Comente esta noticia:

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.


cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Canarias7.es
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • Las palabras escritas en mayúsculas equivalen a gritos en Internet, por eso canarias7.es no publica comentarios que contengan palabras o frases escritas de esta manera.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.