miércoles, 29 marzo 2017, actualizado a las 16:00 h.
Portada de la edición impresa de hoy

Sucesos

Muerte en el carnaval 
Actualizada el 20/03 a las 12:08

"Un corazón puro lleno de amor"

technorati delicious google meneame digg
(Foto: Francisco Socorro)

Etiquetas de la noticia

fallecimiento carnaval 2017
Diez Minutos en todas las islas, gratis los domingos con Canarias7

Estadísticas

Esta noticia ha sido vista 29676 veces.

Añadir a Mis artículos

Debe ser usuario registrado para añadir esta noticia a su selección.

Vote esta noticia

Carlos S. Beltrán / Las Palmas de Gran Canaria

Publicidad

Jhonatan Orozco Calderón falleció en la madrugada del lunes 6 de marzo por las lesiones que le causaron dos agresores que le patearon sin mediar palabra. Su familia y amigos siguen con el alma rota por su ausencia y se aferran a sus buenos recuerdos con él para sobrellevar su pérdida.

Nada ha vuelto a ser lo mismo  desde el pasado lunes 6 de marzo en la vida de la familia, amigos y conocidos de Jhonatan Orozco Calderón. Casi no comen, les cuesta conciliar el sueño y la rabia e impotencia de haber perdido a un «ser de alma libre y de corazón puro y lleno de amor», como le describen, les sigue llenando de amargura. Solo recordar juntos al joven alegre, solidario y volcado en los demás que era les consigue arrancar momentáneamente una sonrisa.

«Jhonatan era muy familiar y muy de sus amigos. Su familia más grande eran quizás ellos. Por eso están parte de ellos aquí. También disfrutaba mucho de la compañía de sus primos. Una de la cosas que le caracterizaba era la impuntualidad [risas]. Era por la cantidad de amigos que tenía. Quería regalarles un poco de su tiempo, de su sonrisa y de su vida a todos, por eso no le daba el tiempo», recuerda su tía Johanna al tiempo que el resto de los asistentes hacen gestos de aprobación.

Su vida eran ellos, su perro Rex, un pitbull del que no pudo despedirse y que esperaba su regreso, y las personas que la vida le iba poniendo en el camino. «Se preocupaba más por sus amigos que por él mismo. Estaba más pendiente de nosotros que de él mismo. A veces se lo reprochábamos, pero era así. Incluso con los conocidos. No tenía maldad ninguna, era todo corazón y amor», comentan Javier García y César Milanés.

 Iba a donde hiciese falta por sus amistades. «Con todo el mundo era excepcional, sacaba el tiempo de dónde no lo tenía para  mantener el contacto con cada uno de nosotros, se tuviese que ir a donde fuese y eso que no tenía coche. Sé que no volveré a conocer en mi vida a nadie como él. Tan especial y único. Tenía mucho corazón, mucha humildad y mucha inocencia», añade Ayoze Martínez.

Las lágrimas se abren paso a través de los recuerdos de sus seres queridos. Como las exquisitas empanadas colombianas que solía prepararles o la paella y la ropavieja con la que les deleitaba. O lo enamoradizo y entregado que era. «Era muy bueno en la cocina. Esta vez tenía claro que quería centrarse más en sí mismo y no tanto en sus amigos», rememoran sus primos Natalia Carvajal y AlejandroPérez en la casa de su tía Doris, en el corazón de Schamann. Pero si hay algo de Jhonatan que todos recuerdan eran los ojos achinados que se le ponían al sonreír, su gesto pícaro y, sobre todo, el derroche de amor y cariño que les regalaba día a día. «Reunirnos y recordarle nos ayuda en estos momentos», afirman. Algunos no han podido articular palabra ante la avalancha de emociones, imágenes y vivencias que les vienen a la cabeza. Otros las externalizan relatando incontables anécdotas.

«Cuando muere una persona siempre decimos que afecta a su familia y a sus amigos más cercanos. En este caso Jhonatan no fue una persona más. No se llegó nunca a imaginar la cantidad de gente que le quería, le quiso y le sigue queriendo. Eso fue lo que sembró  Jhonatan amor y cariño. Estos dos tipos que le quitaron la vida no se imaginan a cuánta gente le han hecho daño. No se imaginan el daño que nos han hecho a muchísima gente», recalca con lágrimas Johanna.

Amplíe la información en la edición impresa.
Puede adquirir el ejemplar en PDF a través de nuestra tienda web.

Comentarios de los lectores

Los usuarios registrados pueden valorar los comentarios y no necesitan escribir su nombre y correo al incluir un comentario nuevo. Regístrese o entre con su nombre de usuario y clave.

#9 solid dice:
lo mejor que pueden hacer es agradecer los 22 años que estuvieron con uds y dejar que ese dolor y tristeza se vaya diluyendo aunque esa herida nunca se cerrara. tambien les honraria darle un abrazo a los padres de esos agresores que tambien lo tienen q estar pasando mal.abrazo y mi mas sentido pesar
20.03.2017 12:16

#8 pesame dice:
mi mas sentido pesame a su familia, en especial a sus padres y hnos, es un momento duro que tendran aprender a convivir con ese dolor y tristeza por la perdida de un ser humano lleno de amor. Seguro que hubiese perdonado a sus agresores y no le hubiese guardado rencor. abrazo solidario.
20.03.2017 12:12

#7 Carnavalero indignado dice:
y el Alcalde, que siempre se hace la foto para su campaña, no ha sido capaz de condenar este asesinato, y las autoridades de publicar las fotos de los asesinos, viva la justicia de este país, por favor, no dejen en el olvido lo ocurrido, y que se informe a la población de todo, y novedades juridica
20.03.2017 12:11

#6 Eso es lo que no espera sin Iglesia ni religión. dice:
Algo falla en esta sociedad, cuando se llega a matar a una persona por "diversión". Factores: alcohol, drogas, perversión, degeneración, aburrimiento, envidia, odio, rencor, etc..y sobretodo la falta de amor y de ayuda al prójimo, en esta sociedad tan deshumanizada y materializada sin futuro.
20.03.2017 11:14

no confunda dice:
Para ser buena persona no es necesario ser religioso. La mayoría de los religiosos no siguen los dogmas de su religión. Hace falta educación en la familia y en la escuela, así como líderes éticos, por desgracia la iglesia no es un ejemplo de ética.
20.03.2017 17:43

De Dinamarca dice:
No creo en Dios ni en la religion, y te puedo asegurar que soy tan buena persona como tu o mas. Lo que hace falta es una buena dosis de valores etico-morales, educacion, y personalidad. Ni bebo, ni fumo, ni tomo drogas, ni envidia ni me aburro, y un sin fin de etc. No te confundas.
21.03.2017 08:30

#5 Maria0 dice:
Lo que no entiendo es como no le dejaron ingresado en observación en el hospital
20.03.2017 10:43

#4 Elena dice:
Aparte de la barbaridad que hicieron, muchos nos preguntamos por qué razón el hospital le dió el alta. Si la familia lo considerase creo que habrían testigos en urgencias de la situación en la que se encontró Jonathan...
20.03.2017 10:26

#3 ditirambo dice:
Que no se vuelva a repetir algo así, porque convierte el Carnaval en una perversión del puro divertimento.
20.03.2017 10:21

#2 Aclarando que es gerundio dice:
Y los causantes de esta desgrcia paseando por las calles. El Código Penal español es de risa.
20.03.2017 10:10

Escaleritense dice:
Lo que es verdaderamente de risa no es el código penal, sino muchos de los encargados de aplicarlo.
20.03.2017 13:58

#1 De Dinamarca dice:
Me revuelve las tripas y me frustra pensar que sucesos como estos ocurran, quitando la vida como si nada costara y encima de rositas en la calle. Yo me los comia con Papas. DEP
20.03.2017 09:01

1 - 2

Comente esta noticia:

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.


cars. actuales

En respuesta al comentario



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Canarias7.es
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • Las palabras escritas en mayúsculas equivalen a gritos en Internet, por eso canarias7.es no publica comentarios que contengan palabras o frases escritas de esta manera.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.